Todas tenemos una “amiga” que nunca nos falla. Esa que nos ha acompañado desde la pubertad, a la que no sabemos (podemos) decirle que no. Es un poco incómoda y siempre llega sin avisar, aunque más o menos calculamos cuándo aparecerá. Intentamos evitar coincidir con ella en días importantes o viajes. Y para muchas se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza por los dolores que provoca. Sabéis ya de quién hablo, ¿verdad?

Sí, efectivamente hablo de Doña Regla, la menstruación. Doña Regla es fiel a su cita mensual y aunque estamos acostumbradas a su presencia, la mayoría de nosotras prefiere que no se acople en nuestros viajes, especialmente si son en pareja porque ya sabéis que en ciertas ocasiones… ¡tres son multitud! 😛 Pero si tienes previsto viajar y no hay manera de librarte de ella, ¡deja que te hable de tu nueva aliada para viajar y mantener a raya a Doña Regla

menstruación de la mujer

Viajar con la menstruación 

La relación que cada una de nosotras tiene con Doña Regla es muy personal y única. Hay quien la tiene controlada, quien la odia y no puede con su olor, a quien le da pudor o vergüenza y es un tema tabú del que nunca hablaría, etc. También a algunas nos provoca dolor y para otras llega tan pronto como se va. 

Siendo Doña Regla tan polifacética y personalizada con cada una de sus visitas, viajar con ella también es una experiencia que cada una vive a su manera. Sin embargo, estamos casi seguras de que hay algo en lo que coincidiremos todas: tener que llenar el neceser de tampones, salvaslip o compresas y cambiarte al menos 3 veces al día… ¡no mola! Y menos cuando estás viajando, que quieres disfrutar del destino sin pensar en si te habrás manchado o cuántas horas quedan para cambiarte. Para hacer más ameno viajar con la menstruación está la copa menstrual, cómoda, fácil de usar, higiénica y mucho menos perjudicial para el medioambiente que los tampones o las compresas. 

viajar con la regla

¿Cómo usar la copa menstrual mientras viajas?

Para usar la copa menstrual mientras estás de viaje o en casa tienes que tener en cuenta algo fundamental: antes de usarla se recomienda esterilizarla. Estando en casa, puedes simplemente ponerla a hervir durante unos minutos. Sin embargo, si la regla nos pilla viajando es probable que no tengamos a mano un cazo o un fogón. En estos casos, la mejor opción son las pastillas esterilizadoras.

tener la regla

Para esterilizar tu copa menstrual, necesitarás un vaso plegable, agua y la pastilla. Y es tan sencillo como:

  1. Lavar la copa con agua.
  2. Llenar el vaso plegable con agua e introducir la pastilla esterilizadora.
  3. Sumergir la copa dentro del vaso, cerrarlo (sin dejar vacíos de aire) y dejar actuar la solución esterilizadora durante al menos 15 minutos. 
  4. Una vez pasado ese tiempo, déjala secar y ya está lista para usar. 

Este proceso sólo será necesario hacerlo la primera vez que te la pongas cada mes o, si lo prefieres, al final el periodo, así la siguiente vez ya estará totalmente limpia. Durante los días de menstruación simplemente es recomendable lavarla con agua y jabón por la mañana y por la noche cada vez que la retires. 

ejemplo de copa mentrual

***

Como ves, si utilizas la copa menstrual para viajar con la regla… todo es coser y cantar. Más fácil y cómo imposible. Además, tampoco tenemos que olvidar que la copa menstrual es una muy buena alternativa de consumo responsable y sostenible ya que dura muchos años y, al no ser desechable como compresas y tampones, con su uso contribuimos a reducir la generación de residuos.

¿Alguien en la sala que haya probado la copa menstrual para viajar? ¡Comparte con nosotros tu experiencia! 

Visita el blog Sube a la nube para conocer más aventuras de Nuria

***

? ¿Tienes algo que decirle al mundo? En el blog para mujeres Aguacate Nena hay un sitio para ti. ¡Escríbenos!

La copa menstrual: tu gran aliada para la regla en tus vacaciones

Comparte el amor