Vivimos momentos muy locos, pero entre locura y locura, tomarse un respiro y echarle un ojo a un buen artículo nos da esa paz necesaria para recargar pilar. Ese es nuestro propósito hoy junto con Mara de Miguel. Ella es autora del libro La Catadora y colaboradora de Aguacate, nena. ¿Quieres saber más sobre ella y su libro?

 

_¿Qué van a encontrar las lectoras entre las páginas de La Catadora?

Van a encontrar una breve radiografía de lo que está pasando en estos momentos en el mundo de lo sentimental. Hemos pasado del consumismo de ropa, tecnología, o complementos, al consumismo de relaciones. Donde la sensación es que hay demasiados peces en el mar y quedarse sólo con uno, parece que es perder el tiempo.

_¿Cómo surgió la idea?

Digamos que he tenido una vida interesante y he conocido a muchas mujeres interesantes, guapas y que a pesar de ello, no tenían suerte en sus relaciones de pareja. Un día me di cuenta de que algo estaba pasando en la sociedad para que todas tuviéramos la misma sensación de hastío con los hombres, y por su parte, mis amigos, los hombres, también me contaban cosas que no encajaban. Un día decidí recopilar toda es info y novelarla, con personajes que fueran vinos, dónde cada uno tenía su personalidad. 

Mara de Miguel

_¿Cuánto de biográfico hay en la historia?

La novela está inspirada en personajes reales. Pero tengo que recordar que siempre son personajes inventados y desarrollados sobre algún hecho en concreto, que me ha dado qué pensar. Lo único que hay de cierto en la historia es que estamos en unos tiempos en los que mucha gente está insatisfecha con sus relaciones y dónde nadie quiere comprometerse.  

_¿Cuál o cómo es tu momento ideal para dejar fluir la creatividad y darle a las teclas?

Digamos que mi proceso creativo es un poco distinto al de otras personas. Yo, estoy acumulando emociones, sensaciones y anécdotas en mi cerebro hasta que hay un día en el que literalmente las vomito. Y entonces no puedo parar de escribir. Es cómo si fuera una fuente. Hasta que vuelvo a descansar y en otra semana vuelvo a escribir por días enteros. Puede parecer caótico pero siempre son días que me dejo en la agenda para escribir. Me gusta levantarme muy temprano en esos días y comenzar a escribir antes de que se levante el sol…hasta la hora del mediodía. Después descansar para revisar y volver a seguir. A veces no escribo los capítulos de manera lineal, sino que voy dando saltos en la historia, aunque en realidad tengo un guion antes, para no perderme. 

_¿Habrá segunda parte?

¡Si! De hecho, La Catadora es parte de una trilogía, de la que tengo que escribir La mixóloga, y la Enóloga. Ahora estoy haciendo el guion de lo que quiero contar en La mixóloga, que va a ir dirigida a un público más juvenil, pero todavía queda mucho para que vea la luz.

Mara de Miguel, degustación

_¿Cuál es el último libro que te has leído? 

Pues voy alternando varias cosas a la vez. Ahora estoy con el Eneagrama de la Sociedad de Claudio Naranjo y El libro de los Secretos de Deepack Chopra, para intentar entender algo más sobre los humanos y sobre todo lo que nos pasa, porque como dice Nora Suárez: todo pasa por y para algo.  

_¿Cuál es tu opinión sobre la apps de citas?

Después de mucho pensarlo, diría que es una manera más de conocer a gente. Una más. Igual que si conoces a alguien en el super, en un bar, o en el gym. Lo único es que tienes que estar ojo avizor porque a través de la pantalla y los emoticonos pueden haber muchas sorpresas. He hecho buenos amigos que he conocido a través de estas apps, pero por otro lado, también hay mucho lobo suelto, que lo único que quiere es hacerte perder el tiempo, y que nunca tiene la intención de quedar, o los que simplemente te prometen el oro y el moro, o los que quedan contigo varias veces, tenéis sexo y después no quieren nada más. Como en la vida real.  

 

***

Gracias Mara 😉

Puedes seguirla en el perfil de Instagram @by_marademiguel.

***

¿Tienes algo que decirle al mundo? En el blog para mujeres Aguacate Nena hay un sitio para ti. ¡Escríbenos!

Mara de miguel escritora de La Catadora

Comparte el amor