Seguro que si intentas elegir los mejores momentos que esta cuarentena por Coronavirus ha sembrado en tu memoria caes en la cuenta de que nunca tan pocos días habían dado para tanto, ¿no crees?

Te confieso que  me ha costado seleccionar sólo lo mejor para escribir un resumen de los mejores memes, cotilleos, reflexiones y momentazos que marcarán un antes y un después en nuestras vidas. Y es que por mucho que lo hayamos nombrado como cuarentena, la realidad es que nos hemos pasado de cuarenta por muchos más.

Grandes momentos que hemos vivido durante la cuarentena Vol1

  1. Una pandemia que nos ha reconectado con las tradiciones

Uno de los grandes hitos de la cuarentena ha sido el reconectar con tradiciones que no sabíamos que echábamos de menos. Hemos encontrado ese tiempo que tanto nos falta para cocinar y cuidarnos más tomando menos alimentos procesados.

De repente un día -cuando ya no sabíamos dónde guardar tanto papel higiénico- nos descubrimos como panaderas, reposteras e ingenieras de la harina. 

La crisis de la harina en pleno confinamiento

Recuerdo que me impresionó muchísimo la crisis de la harina. Lo primero que me pregunté al ver que arrasábamos con ella es qué sucedería en aquellos países en los que la harina es la base de su cadena alimentaria.

Tras informarme me quedé más tranquila, pero aún así,  fuimos muchas las que empezamos a buscar alternativas y recetas sin harina. Porque creo que una parte importante de este parón ha sido redescubrir que el tiempo es un verdadero regalo y que todo sabe mejor cuando le puedes poner dedicación.

Repostería casera en tiempos de pandemia

¿Sigues con ganas de hornear? No te pierdas esta receta de cupcakes de zanahoria y avena de nuestro blog.

2. Merlos Place | Cotilleo de cuarentena transformado en historia de la TV

Durante varios momentos del confinamiento decidí hacer apagón informativo. No sé si os ha pasado, pero yo padecí infoxicación. Uno de mis grandes dolores era pasar de puntillas por mesas de debate con tertulianos sabelotodo. Autodeclarados como salvadores y azote del gobierno cuya actitud sólo ha servido para crispar a una sociedad ya de por sí dividida.

De entre todo este elenco y desde la primera vez que lo vi, siento especial animadversión por Alfonso Merlos. Lo nuestro viene de lejos ya que este individuo salta a la fama por abanderarse como representante de la derecha más rancia -por no llamarla por su nombre-, el más católico del país, intachable, conservador y con unos supuestos valores ejemplares. El resumen rápido para las que no habéis estado muy al tanto: los valores eran de paja -aunque esto no es ninguna sorpresa-. 

 


Después de 20 días criticando a quien se le pusiese a tiro por saltarse el confinamiento y  ser irresponsables, de poner a personajes/ejecutivo/gobierno a caer de un burro, resultó que los que se saltaban el confinamiento eran él y su nuevo ligue. Pero la cosa no acaba ahí. Él tenía pareja, Marta López -la recordaréis de GH2-. Los ingredientes para una buena sesión de telecirco estaban servidos.

La historia es que Merlos hace un directo vía webcam  con un programa -que me niego a nombrar- y pasa por detrás un chica prácticamente desnuda. La gozadera no se retrasó más de unos minutos. a partir de aquí todo son declaraciones, especiales, polígrafos…

 

Pero sí que me detengo en una cuestión. Las grandes juzgadas de esta historia han sido las dos mujeres que la han coprotagonizado. Marta López ha sido tachada prácticamente de loca por Merlos y su entorno, que afirman que ya no eran pareja -por aquello de no perder sus contactos más puritanos- y Alexia Rivas -la nueva afortunada- que ha sido señalada por todos, a pesar de no tener un compromiso con nadie.

Después de la explosión inicial han salido supuestas infidelidades de todo tipo; argumentadas con llamadas, con imágenes, con testimonios… ¿Pero sabéis qué? Que al final todo ha girado en torno a si Marta López se lo inventa o si Alexia Rivas es una oportunista. ¿Increíble no?


Aún así hay que reconocer que todo este culebrón se ha convertido en historia de la televisión, ha ayudado a muchas personas a evadirse en momentos muy duros y ha traspasado fronteras, llegando a la prensa internacional.

3. La imaginación y la solidaridad dejan huella durante la cuarentena

Todas hemos intentado poner de nuestra parte para que los momentos que la Covid-19 dejaba en el mundo fuesen menos amargos. Han sido muchos los momentos que me han hecho emocionarme durante esta transición a la Nueva Normalidad.



Hemos visto cantidad de muestras de apoyo y ánimo entre vecinos, en un sociedad que parecía haberse olvidado de la convivencia vecinal. La ingeniería de balcones se ha dejado ver entre fiestas, aplausos, bromas e intercambios de balcón a balcón. Uno de esos momentos dignos de atesorar en nuestra mente.

Todos los colectivos han querido ocupar un papel en esta cuarentena. Hemos vivido momentos reivindicativos con las reclamaciones de los artistas, se nos ha recordado la importancia de la cultura. El mundo de las letras, la moda, el cine, la música y los espectáculos ha estado muy presente.

Recordaremos que hemos asistido a los primeros Festivales Online, que pudimos disfrutar de nuestros grupos preferidos actuando desde sus casas para nosotras. Que son muchos los que han colaborado como han podido/querido.


Nos han pedido que nos quedemos en casa, nos han ayudado a que fuese más fácil, ha conseguido medios -mascarillas, pantallas, guantes…- cuando no los había, han recaudado fondos para paliar los efectos económicos de la pandemia.

Quiero destacar la astronómica cifra que algunas bandas como Foo Fighters han recaudado en colaboración con Youtube y Google gracias a la reproducción de sus vídeos -e incluso los de Nirvana– a través sus plataformas.

4. Avalancha de memes, porque el humor es lo último que se pierde

Escribir sobre una recopilación de los mejores momentos de la cuarentena nace de la necesidad de aprender de nuestras vivencias. Hemos aprendido que nos crecemos ante la adversidad y que la mejor forma de combatirla es conservar el sentido del humor.

Comenzamos con bromitas ligeras vía WhatsApp; que si un calendario de los nuevos festivos, que si las cejas de Fernando Simón, que si nos habíamos construído un fuerte con papel higiénico, que si la bolsa en la cabeza para ir a la compra, que si has probado ya la sopa de murciélago…

El ingenio de muchas humoristas como Martita de Graná nos ha tenido enganchadísimas. Nos hemos reído, disfrutando y compartiendo todo eso que se nos ha pasado por la cabeza pero a veces no nos hemos atrevido a decir. Hemos esperado las declaraciones de Fernando Simón -soy muy fan- para oír esa vocecita tanquilizadora, esos memes posteriores a cada aparición. Las prórrogas del Estado de Alarma, las fases de desescalada que han dado para una trilogía remasterizada.

Ver esta publicación en Instagram

 

#mercadonameme #coronavirusmemes😂😂😂 #coronaviruamemes #memesespañol #memes #momos #momazos #momos_4k #momosespañol #coronavirusmemesarenotfunny #coronavirusmemes

Una publicación compartida de no (@marselo_memes2.0) el

Pero si me tengo que quedar con algo -ahora que me estoy aficionando a Tiktok-, elijo quedarme con el meme del baile del ataúd. Surge un poco antes de declararse la pandemia a nivel mundial y ya muchas apuntábamos a que iba a ser el mejor meme de 2020. Si aún no lo conocéis, alguien -un genio- tuvo la idea de usar fragmentos de un vídeo de un entierro en Ghana para ponerle un toque de humor negro a la vida. Creando así una especie de pa’ habernos matado 3.0 y audiovisual. Hay tantísimas versiones, con tantos temas y momentos épicos que la popularidad de Benjamin Aidoo -uno de los protagonistas del vídeo- ha traspasado fronteras. Desde su cuenta de Twitter y junto con sus compañeros incluso envió un mensaje de agradecimiento y ánimo durante la pandemia.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Christian Flores (@chraetianflores) el

5. Tiempo libre para pensar en cómo reutilizar TODO

Casi todas ya colaboramos con el medio ambiente, consumimos de manera más responsable y nos preocupamos por nuestros residuos. Pero la situación que hemos vivido creo que también nos ha enseñado a ser más sostenibles; a pensar en una segunda vida para muchas cosas que antes simplemente desechábamos. 

La ecología de supervivencia es muy necesaria y espero que sea uno de los aprendizajes que ha llegado para quedarse. Cuantas ideas brillantes para dar valor y volver a disfrutar de las cosas más simples y pequeñas que antes simplemente tirábamos. 

Los tarros de cristal se han convertido en botes de conserva, los rollos de papel higiénico vacíos se han convertido en las manualidades de los más peques, hemos hecho juguetes para nuestras mascotas….

Gracias a nuestra nueva forma de valorar y ocupar el tiempo hemos conseguido -al menos durante unos meses- una existencia mucho más sostenible.

6. Cuarentena en Supervivientes | Predictor, deudas y otras gozaderas

Volviendo al ámbito de telecirco, hemos asistido a otro momento que pasará a formar parte de la historia de la televisón. La pandemia ha sorprendido a gente en un reality televisivo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

@ivannaicardi aún no se cree todo lo que está pasando 💔😢 ¿La entendéis? #SVGala11

Una publicación compartida de Supervivientes (@supervivientestv) el

Esto ya lo vimos en la ficción con Dead Set: Muerte en Directo -serie cortita de 2008 que te recomiendo, creada por el escritor inglés Charlie Brooker y nominada a los premios BAFTA-. En ella los concursantes que participan en  Big Brother se ven sorprendidos, aislados en la casa,  por una pandemia que convierte a los humanos en zombis. Salvando las distancias, puedo deciros que la serie es mucho más divertida que Supervivientes, pero me ha parecido verdaderamente interesante tener la oportunidad de analizar cómo se comporta un reality en este contexto.

Como casi siempre en la cadena han andado a medio camino entre la telerealidad, el espectáculo y el drama. Han sido muchos los eventos que han convertido esta edición en una muy especial; cuando les comunicaron lo que estaba pasando en el mundo, las expulsiones con cuarentena, una escaleta y tiempos que se adaptan a esa Nueva Normalidad

Pero el test de embarazo de Ivana Icardi y las acusaciones de estafa hacia José Antonio Avilés a mi me han dejado catatónica. Pensábamos que lo habíamos visto todo en televisión y nos equivocábamos. ¿Telerrelidad o espectáculo dantesco? No me atrevo a decantarme por blanco o negro, porque esta edición ha estado repleta de grises. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡TOCA POSICIONARSE! 💔🔥💔 ¿De qué lado estáis? #SVGala11

Una publicación compartida de Supervivientes (@supervivientestv) el

A Avilés lo han tenido más tiempo aislado en la isla, lo han llevado de directo a directo como un pelele, en una peregrinación casi eterna. Una especie de gallina de los huevos de oro para la cadena y sus audiencias. Pedir perdón está bien si se siente, pagar las deudas es una obligación, pero ¿esa gira de la humillación era necesaria?

A Ivana, tras haber comentado varias veces que se le retiró la regla -habiendo mantenido relaciones en la isla-, prácticamente sólo le hicieron caso cuando pidió hacerse un test de embarazo en una de las galas en directo. Finalmente todo había sido un susto, y es que a muchas concursantes se les altera el ciclo menstrual al vivir en condiciones extremas y de mala alimentación… Pero ¿era necesario que su tranquilidad fuera pospuesta hasta un directo?

A pesar de estos comportamientos criticables, han tenido un papel importante con la emisión de mensajes positivos, de consejos. Han mostrado su vocación de colaborar entreteniendo y han procurado dar ejemplo de respeto por el confinamiento y las medidas de seguridad. Una labor importante al fin y al cabo, que nos guste o no, nadie puede hacer tan bien como ellos -que llegan a varios millones de hogares españoles-. 

7. Lo mejor de todo: Reconexión con nosotras mismas

Creo que estaremos de acuerdo en que los peores momentos durante el confinamiento han sido aquellos en los que nos hemos visto separados de nuestros seres queridos. Amar, animar, escuchar y apoyar a distancia son prácticas que nos han ayudado a desarrollar nuestra inteligencia emocional.

No todas hemos pasado la cuarentena acompañadas o en pareja, pero quiénes lo hemos hecho tuvimos la oportunidad de afianzar la relación, crear vínculos más fuertes y acercarnos al modelo de pareja que pudieron tener nuestros abuelos -unidos frente a la adversidad-. 

Por otro lado quienes tienen pareja pero no conviven han ejercitado un paciencia infinita, han esperado ese reencuentro y han aprendido a valorar el calor de cada beso. ¿Y quiénes no la tienen?, cuántas dudas… Lo de ligar con la Nueva Normalidad seguramente daría para un buen artículo de los nuestros.

Todas hemos reconciliado con una tecnología que normalmente nos parece fría y ladrona del tiempo. Las tecnológicas lo saben y se han puesto las pilas. Casi todas las aplicaciones de mensajería más utilizadas durante la cuarentena se han apresurado por lanzar novedades y actualizaciones para fidelizar y alcanzar nuevos usuarios. Con las apps de contactos en auge, ha nacido Facebook Dating -sí, a mi también se que quedó esa cara cuando me enteré- y Tinder ha incorporado funciones de videollamada.

Pero lo que más me ha gustado es ver cómo encontrábamos tiempo para enseñar a nuestros familiares, menos acostumbrados a usar aplicaciones de mensajería, quizás algo más mayores, a utilizarlas como verdaderos expertos. Desde luego ellos han mostrado un interés sin precedentes y nosotras una paciencia sin límites. Por una vez ha merecido la pena estar pegados al móvil

Sea cual sea tu historia durante el confinamiento seguro que has vivido una experiencia que te ha hecho aprender a querer más y mejor, a valorar mucho más aquello que ya has conseguido, a luchar mucho más fuerte por todo lo que quieres, a ser más solidaria y consciente de tu pequeño lugar en el mundo.

En todo aquello que deja huella para convertirse en historia, siempre encontramos una parte positiva. Somos humanas y en estos momentos luchamos sobre todo por seguir adelante y por aprender todo lo bueno que se pueda de los tiempos del coronavirus. Pero no podemos olvidarnos de que no estaríamos aprendiendo nada si pasásemos por alto los peores momentos que la pandemia nos ha hecho vivir.

En este artículo he querido dejarlos a un lado, pero hablar de lo bueno no significa que me olvide de todo lo que jamás podremos olvidar. Por eso, sin nombrar nada en concreto, ya se ha dibujado en tu mente todo eso a lo que me refiero. 

A las solidarias, a todas las que han sido constructivas, a todas las que han ayudado, las que ya no están… A todas gracias.

¿Cuáles son tus momentos inolvidables de la cuarentena?👇

 

Comparte el amor
Nos encantan las Cookies. Las de chocolate, de jengibre, de limón, de vainilla... pero la UE nos obliga hablarte aquí de esas otras Cookies que son un rollazo. Aún así, si quieres saber más, puedes consultar toda la info aquí.    Ver Política de cookies